www.avtokum.com/
dmi.com.ua
youtube.com

¿Qué es la Audición?

Audición es la ruta más común para adquirir el lenguaje, uno de los atributos más importantes del ser humano, juega un papel central en el desarrollo del pensamiento y el conocimiento.

Investigaciones demuestran que las personas con hipoacusia (disminución de la percepción auditiva) presentan / muestran no sólo un retraso en la expectativas lenguaje, sino también académico y su mano de obra y profesionales son peores. Las alteraciones auditivas congénitas o, prelinguales (que se desarrollan antes de la adquisición completa de la lengua) tienen diferentes causas, producen deterioro auditivo sensorial, conductivo o mixto. Su grado va de leve, moderada, severa o profunda, unidos o bilateral, sin importar su tipo o grado provocan efectos graves en el desarrollo del lenguaje y el habla. Realizando una detección precoz de la hipoacusia mediante el cribado auditivo, permite implementar estrategias de intervención que faciliten la adquisición de la lengua y el desarrollo de las habilidades comunicativas.

¿Así que un tamizaje auditivo? La disminución de la audición (hipoacusia) es una deficiencia sensorial con repercusiones en el desarrollo de comunicación (lenguaje), emocional, académico y social. Cuando se detecta una hipoacusia congénita, antes de los 6 meses de edad y las estrategias necesarias de intervención se dieron cuenta, las habilidades comunicativas se desarrollan normalmente. La alta prevalencia de la hipoacusia, los de grado severo a lo profundo del recién nacido afecta a 1/1000, moderada 1-3/1000 y todas las hipoacusias considerados de 1,2 a 5.7/1000, sino que requiere que la detección precoz se realiza con la finalidad de llevar a cabo una intervención integral que permite un desarrollo normal y significativo en la población infantil que sufre que. Esta prevalencia de recién nacidos con factores de alto riesgo se incrementa entre el 2,5 y el 10% para que lo se debe realizar el tamizaje auditivo a todos los recién nacidos hasta los 6 meses de edad. Los enfoques tradicionales de tamizaje auditivo en recién nacidos, se han dirigido, hasta el momento en que los niños con factores de riesgo como: historia familiar de sordera neurosensorial infantil hereditaria (Por lo menos 60% de hipoacusias neonatales se debe a alteraciones genéticas). La infección intrauterina, como citomegalovirus, rubéola, sífilis, herpes o toxoplasmosis. Anomalías creaneofacilaes, incluyendo las anomalías morfológicas del pabellón auricular y el conducto auditivo (Boca troceados, síndrome de Down o de alteraciones diversas del pabellón auricular).

  • Peso de nacimiento inferior a 1.500 gr.
  • Hiperbilirribinemiaa una concentración sérica que necesita exanguineotransfusión. (Asociación clásico entre hiperbilirrubinemia y el déficit auditivo es clásico).
  • , Medicamentos ototóxicos incluyendo pero no limitándose los aminoglucosodos, utilizado en múltiples vueltas o combinado con diuréticos. (La capacidad de drogas es evidente cierto para dañar las células del órgano de Corti). La meningitis bacteriana. (Se puede producir hasta un 20% de sorderas permanentes).
  • Puntuación de Apgar de 0 a 4 al minuto y de 0 a 6 a los 5 minutos v ventilación mecánica durante al menos 5 días.
  • Estigmas u otros hallazgos asociados con un síndrome que se sabe que incluye sordera neurosensorial o de conducción. (25% de hipoacusias hereditarias aparece asociado a síndromes malformativos).